EL CLIENTE: NUESTRO MÁXIMO TESORO

La reciprocidad es el éxito de toda relación personal y comercial ya que como tratemos a nuestros clientes y colaboradores, seremos tratados de vuelta. Comprendamos que en los negocios tenemos solo una oportunidad de cumplir y de lo que ofrezcamos depende el desarrollo de una relación comercial efímera o duradera. Debemos siempre considerar que el cliente es nuestro máximo tesoro y que la creatividad es algo que debemos incentivar como el combustible de la reinvención ante él.

“Los valores de una marca son exaltados o destrozados por el comportamiento de sus representantes. Cuando quienes toman decisiones en una empresa se ven como el cliente final, comprenden las expectativas que se tienen de su producto o servicio y ubican la necesidad de cerrar brechas internas.”
-Arturo López Gavito

Single Project